Offmarket

Offmarket

En un mercado poco eficiente como el inmobiliario, donde los agentes no disponen de toda la información, tener acceso a toda la oferta de pisos puede ser clave para el comprador.

La oferta inmobiliaria se puede dividir en dos grandes grupos: oferta publicada y oferta no publicada. La publicada la forman las viviendas que podemos encontrar en los portales inmobiliarios, en los webs de las agencias inmobiliarias, webs de los bancos, webs de los administradores de fincas, etc. Por el contrario, la oferta no publicada está dispersa y acceder a ella puede ser más complejo. Pero antes, ¿qué entendemos por oferta inmobiliaria?

El denominador común de los pisos en venta, estén o no estén publicados, radica en la determinación del propietario en vender. En el momento que un propietario toma la decisión de poner al mercado su inmueble, éste pasaría a formar parte de la oferta.

Para conseguir una imagen completa de todas la propiedades, es necesario agregar la información publicada y la no publicada. Los procesos para conseguir resumir todos los inmuebles deben de estar estructurados y sólo una metodología rigurosa puede valorar el conjunto de los inmuebles en venta.

En el caso del grupo de los inmuebles publicados, es necesario herramientas de rastreo que faciliten y filtren toda la información. Estos instrumentos son necesarios no sólo para alcanzar todos los webs sino también para repetir periódicamente el proceso y alertar de las novedades publicadas en los webs.

Para los inmuebles no publicados, la estrategia se debe adaptar al encargo del cliente. El objetivo inicial es determinar las fuentes que pueden tener información de inmuebles a la venta que no se publicarán o que no están aún publicados. A partir de allí, hay que iniciar los contactos. Los propios agentes inmobiliarios son una fuente de esta información, pero también podemos contar con los administradores de fincas, notarios, abogados, etc. Disponer de una buena base de contactos es esencial para poder resumir esta valiosa información.

En definitiva, alcanzar una imagen completa de todos los pisos disponibles no es tarea fácil. Sólo una metodología de búsqueda bien estructurada y eficaz puede dar todos los resultados. Sólo en este momento, el cliente puede valorar, comparar y decidir la mejor opción a su conveniencia.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.